Hola!

Después de muchos meses sin cable de la cámara de fotos por fín lo he encontrado! así que se me acumula el trabajo de publicar un montón de recetas que he hecho y que no he podido colgar.
Comenzaremos con unas recetas de bizcochos que son siempre muy agradecidas.


Bizcocho de la familia.

En mi casa tenemos una receta muy fácil de recordar y de elaborar para hacer lo que llamamos roscón, que no deja de ser un bizcocho  en forma de corona. Mi madre siempre me enseñó ha hacerlo de la siguiente manera.

Norma básica: el mismo peso para todos los ingredientes.

Es decir, si pongo 250gr de harina, pongo también 250gr de margarina, 250gr de azúcar, y 250gr de huevos (los pesamos con cáscara), 1 sobre de levadura en polvo (Royal) y raspaduras de limón y naranja. 
Es mucho mejor si ponemos las claras a punto de nieve con el azúcar, y mezclamos primero las yemas con la margarina blandita, pero si no tenemos tiempo, o no nos gusta demasiado la cocina, podemos ponerlo todo directamente en un bol y batirlo con la batidora, queda igual de bueno.

Podemos tunear también éste bizcocho añadiéndole frutos secos, chocolate, o lo que nos guste, mi madre a veces lo hace con nueces picaditas pequeñas y queda muy rico.
Es también una buena base para hacer cualquier tarta porque tiene consistencia y a la vez queda esponjoso. Provadlo no os arrepentiréis. Es un clásico en mi familia.
No tengo fotos pero prometo hacerlo un día de éstos para que veáis el resultado. (Es que estoy a dieta y no hago muchos dulces últimamente).



Bizcocho mega- esponjoso.

De lo que sí que tengo fotos es de la receta de bizcocho que también me gusta mucho y que  he conseguido encontrarle el punto de cocción con mi horno del paleolítico, y la verdad es que me queda tal y como a mí me gusta.

Ingredientes: Norma  1,3  1,2,3,

  • 1 yogurt natural
  • 3 huevos
  • --------------------------------------------
  • 1 vaso del yogurt de aceite de girasol
  • 2 vasos de yogurt de azúcar.
  • 3 vasos de yogurt de harina.
  • ---------------------------------------------
  • 1 sobre de royal
Como pasa en todos los bizcochos es mejor poner a punto de nieve las claras con el azúcar pero no es imprescindible.

Recordad siempre que  para reposteria se utiliza aceite de girasol ya que el sabor es más neutro, al contrario que el aceite de oliva que tiene cierta acidez que puede transmitir a nuestros postres.

Preparamos el molde untándolo con mantequilla o aceite (de girasol) y lo espolvoreamos con harina luego mezclamos en un bol todos los ingredientes y lo ponemos en el molde que hemos preparado. No pongo nunca el tiempo de cocción porque mi horno es muy antiguo y de gas y no os serviría de mucho, pero las normas para saber cuando un bizcocho está listo son las siguientes:
  1. Nunca abrir el horno hasta que deje de subir.
  2. Cuando ya ha dejado de subir y empieza a estar doradito pincharlo y si el tenedor o la aguja sale limpia el bizcocho está listo.
Éste bizcocho lo hice en un molde de empanada y lo corté en cuadrados que guardé en un bote de galletas herméticamente cerrado, durante una semana acompañó los desayunos en mi casa. Realmente una muy buena manera de empezar el día.



Bizcocho de coco y pasas. (Variación de la anterior)

Para las meriendas decidí hacer otro bizcocho e hice la prueba con la anterior  receta, simplemente añadiéndole unos 50 gr de coco rallado y una uvas pasas cortadas en trocitos muy pequeños y me quedó esta preciosidad que estaba buenísimo.
Cuando teneis una visita resulta una excelente merienda con un café o un té.





Comentarios

Entradas populares de este blog

Trenza de hojaldre con salmón y espicacas.

Croquetas

Tiempo de pascua, llega la mona y se queda..